Los tipos de violencia doméstica y cómo combatirla

Los tipos de violencia doméstica y cómo combatirla, Hoy en día, la violencia doméstica se está convirtiendo en un problema bien conocido, pero pocas personas se dan cuenta de que las mujeres en las relaciones románticas no son las únicas víctimas. La violencia doméstica se define como cualquier violencia que ocurre en un hogar, ya sea entre relaciones familiares cercanas o incluso entre familiares lejanos que viven bajo el mismo techo. Las formas de violencia doméstica más difundidas incluyen la relación entre el marido o el padre como abusador y las novias, esposas y niños como víctimas, aunque en realidad puede ocurrir entre cualquier miembro de la familia.

El abuso doméstico puede ocurrir en una amplia variedad de situaciones. Puede incluir no sólo el abuso físico sino también el abuso sexual, en el que el abusador utiliza la fuerza para obligar a la víctima a participar en un acto sexual. Esto puede ocurrir incluso si la víctima y el abusador están casados ​​o en una relación romántica. Aunque la identificación del abuso doméstico físico o sexual no es difícil de descubrir por los más cercanos a las víctimas, a menudo se acompaña de abuso emocional. Los síntomas de este tipo de abuso doméstico son más difíciles de descubrir. El abuso emocional que cae bajo la categoría de abuso doméstico puede incluir dependencia financiera del abusador, humillación o vergüenza en público, o aislamiento de amigos o familiares. Este tipo de abuso hace más difícil que las víctimas de violencia doméstica busquen ayuda y dejen cicatrices psicológicas duraderas.

Incluso cuando los más cercanos a la víctima son conscientes de la situación, poner fin a la violencia es un poco más difícil. Es demasiado fácil decirle a las víctimas de la violencia doméstica en curso o abuso verbal simplemente salir de la situación. Las víctimas son a menudo reacias a romper las relaciones familiares, especialmente si los niños están involucrados, o han sido condicionados a aceptar este maltrato en manos de su abusador. Como resultado, la violencia doméstica puede prolongarse durante años. En los casos más problemáticos, las víctimas nunca abandonan la relación, e incluso pueden terminar muriendo a manos de su abusador.

Pararse contra el abusador o hablar sobre la situación puede ser el medio más eficaz para detenerlo, pero también es el más problemático. Aquellos que son maltratados a menudo tienen miedo de la retribución del abusador, y en su lugar, esperan que el problema se vaya por su cuenta. Muchas víctimas sienten que no tienen a dónde ir y sin recursos para salir de la situación. Cuanto más tiempo la violencia doméstica y el abuso continúen, las víctimas más resignadas pueden llegar a serlo.

La clave para escapar de la violencia doméstica es el empoderamiento y la confianza. Las víctimas de abuso doméstico deben darse cuenta de que no tienen que seguir siendo víctimas. La protección del abusador está disponible en muchas formas, incluyendo aerosoles de pimienta, pistolas paralizantes y dispositivos TASER. El objetivo de tales dispositivos de autodefensa es permitir que las víctimas de la violencia, ya sea violencia doméstica por parte de un pariente cercano, o un ataque callejero aleatorio, se resistan. Con respecto a la violencia doméstica y la mayoría de las demás situaciones violentas, la conciencia es esencial. Tienes que ser consciente de lo que está sucediendo a tu alrededor, y tomar la decisión consciente de no ser víctima de la situación

Además, es importante señalar que las parejas separadas o divorciadas están involucradas en casos de violencia doméstica, seguidos por aquellos que nunca han estado casados. Las víctimas de violencia doméstica suelen ser acosadas por parejas que no pueden superarlas o están atrapadas en una situación de abuso doméstico porque creen falsamente que «sólo hay una persona para ellas» y que los abusadores cambiarán.

Si usted está pasando por una separación o divorcio y teme la reacción adversa de su pareja, entonces debe llamar a una de las líneas telefónicas de abuso para desarrollar una estrategia de salida segura. Hay una gran cantidad de recursos disponibles para ayudarle, si necesita un lugar para quedarse, un intervencionista, una orden de restricción, un abogado o asesoramiento.

Los tipos de violencia doméstica y cómo combatirla.-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *